Lee nuestra guía de colores a continuación para averiguar cuál es tu tipo de piel, o haz una pequeña prueba aqui.

determinar tu tipo de piel

Es difícil imaginar la vida sin una base de maquillaje. Este práctico cosmético elimina cualquier resto de imperfecciones, proporcionando la base definitiva sobre la que aplicar el resto de tu maquillaje. Pero, ¿a menudo te resulta difícil determinar tu tono de piel y encontrar una base a juego?

Existe una amplia gama de bases de colores diferentes. Y todas hemos pasado por el apuro de elegir una que nos ha hecho parecer una naranja quemada en lugar de una belleza con la piel de porcelana. Eso no es lo ideal. Pero, por suerte, no tienes que probar todas las tonalidades diferentes para encontrar la que te conviene.

A continuación encontrarás algunos consejos útiles sobre cómo puedes descubrir tu tono de piel único y encontrar una base que combine a la perfección.

Maneras simples de determinar tu tipo de piel

Lo primero que tienes que examinar es el matiz de tu piel, que puede ser frío, cálido o neutro. Y aunque el color de la superficie de tu piel pueda cambiar (tras la exposición al sol, por ejemplo), el matiz seguirá siendo el mismo.

Encontrar el matiz de tu piel te ayudará a elegir una base de aspecto natural. Porque es cuando la base no combina con tu matiz de piel que obtienes esos horribles tonos de naranja y rosa, además de otros colores raros. Si tu base actual no te queda bien, probablemente es que has elegido una que tiene un matiz incorrecto.

Los diferentes tonos de piel

Matiz cálido (de verde oliva a amarillo):  Si tu piel no se quema fácilmente pero te bronceas bien, esto significa que tu piel contiene una gran cantidad de melanina, un pigmento que le da a tu piel su matiz cálido. La gente con los ojos de color ámbar, marrón o avellana combinados con un pelo rubio fresa, castaño rojizo o negro suelen tener un matiz cálido. Con este matiz, se deberían evitar los tonos cobre oscuro y optar por los de tipo café espresso y aquellos con una base amarilla o dorada. Los tonos a considerar son: Haga clic aquí

Matiz frío (rojizo, rosa o caoba): Hay mucha melanina en la piel con este tipo de matiz, lo cual significa que a penas te bronceas, si es que lo haces. Los signos que indican que tienes este tono de piel son el tener una piel rojiza que se pone colorada fácilmente. La gente con los ojos azules, grises o verdes combinados con un pelo rubio, marrón o negro suelen tener un matiz frío.

Si éste es tu matiz, tu piel lucirá mejor cuando esté resaltada con tonos fríos y neutros. Los tonos a considerar son: Haga clic aquí

Matiz neutro (sin matices de verde oliva, rosa o amarillo): Si tienes un matiz neutro, ¡estás de suerte! Encontrar una base que le quede bien a tu cutis es fácil porque normalmente puedes usar más de un tono diferente de base.

Los tonos a considerar son: Haga clic aquí

Una prueba rápida para encontrar tu matiz

Si aún no estás segura de cuál es tu matiz, la mayoría de la gente puede averiguarlo por el color de sus venas. Observa la parte interior de tu muñeca – si tus venas son moradas o azules, tu matiz es frío; si son de un color más verde (y quizás un poco amarillo), tu matiz es cálido. Si no puedes discernir si son verdes o azules, entonces tu matiz es neutro.

Elegir el color de base adecuado

Ahora que has averiguado de qué color es tu tono de piel, es hora de poner a prueba tu nuevo descubrimiento probando algunos colores de base. Elige aquellas bases que creas que le quedarán bien a tu tono de piel y aplica algunas muestras de las mismas en tu mandíbula. Esto ayuda a ver si la base te quedará bien, ya que tu mandíbula es más fiel a tu tono de piel natural. Si no puedes acceder a frascos de muestra, simplemente sujeta el frasco entero de base junto a tu mandíbula para ver si queda bien. Y no te olvides de examinar los frascos de muestra bajo la luz natural también.

La mejor base será aquella que tenga el aspecto más natural, ya que una base no debería poder verse. Algunos expertos también recomiendan que compres dos tonalidades: una para el invierno y una para el verano, mezclando ambas entre estaciones para crear el aspecto más natural para tu tono de piel. Esto puede requerir un poco de experimentación, pero sin duda vale la pena. Sin embargo, si mezclar bases te parece demasiado esfuerzo, puedes probar a encontrar una base que esté entre el color del invierno y del verano – simplemente pruébala de la misma manera que hemos mencionado anteriormente.

Es importante que determines tu tono de piel antes de comprar una base porque esto ayuda a que luzca lo más natural posible. Combina esta base de aspecto natural con una correcta aplicación y tendrás una piel impecable en nada de tiempo.

Descubre la base mineral que combina perfectamente con tu tono de piel en Mineralissima.com. Nos especializamos en maquillajes de belleza que son respetuosos con el medio ambiente, refinados y naturales.